Trump es Germán, Germán es el Man.

Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

Por Álvaro Jiménez.

 

Germán Vargas Lleras es el Donald Trump de la política colombiana.  Patán, mentiroso, corrupto en los procedimientos que usa para obtener resultados. Desde la condición de vicepresidente actúa por encima del mandato constitucional que busca hacer de éste un país decente, respetuoso de valores como la tolerancia, la dignidad y la humanidad, que los seres humanos hemos construido por siglos.

 

Por esa razón en Cambio Radical, su fábrica de avales con Rodrigo Lara y Carlos Fernando Galán, se hace el de la 'vista gorda', mientras sus aliados regionales van camino a los presidios, a menos que haya escándalo público.

 

Replican los tiempos de Álvaro Uribe quién sin sonrojarse llamaba a sus amigos en el congreso “a votar mientras no estén en la cárcel…”. (VER).

 

Pues bien, mientras votan, son aliados de Cambio Radical: Juan Francisco Gómez Cerchar alias “Kiko”, el asesino, y sus precursores en la Gobernación de la Guajira, el “Sultán de Barranquilla” Alex Char, Ramiro Suárez Corzo, el ex alcalde y también asesino de Cúcuta, sumado al ex gobernador Hugo Aguilar y su poderosa familia de Santander.

 

No extiendo la lista por pena ajena y porque para la muestra, con estos botones basta.

 

Como Trump contra México, nuestro aprendiz vocifera contra Venezuela buscando puntos en el electorado antichavista.  Sabe que despotricar contra Maduro y su régimen renta políticamente en Colombia y para ello usa su programa de vivienda gratis como tarima. (VER).

 

Llama despectivamente “venecos” a los venezolanos pobres, que en condiciones vulnerables viven en la frontera pero no, a los que frecuentan los restaurantes y clubes de estrato 6 a 10 en Bogotá.  Nunca se enteró que por décadas, colombianos empobrecidos y marginalizados se trasladaron a Venezuela hasta el punto de que aún hoy viven o malviven, según cada uno considere, cerca de tres millones de compatriotas.

 

Puro Trump.

 

Germán desatado: un coscorrón allí, un comentario despectivo allá, diez inauguraciones más y peldaño a peldaño asciende la escalera de su aspiración el flamante candidato.

 

Así —politiqueando— asciende sin que la Procuraduría de Ordoñez el ex, ni la de Carrillo el de ahora y mucho menos Maya, el Contralor, se inquieten por el abuso con los dineros públicos para su aspiración.

 

Pareciera que provocar, agredir y reclamarse el macho de la manada son atributos  para quien aspire a convertirse en Presidente.

 

Lo fregado del asunto es que parece ser el ungido de los empresarios emergentes, de los consolidados y del Presidente Santos.

 

El espacio adicional de disputa es la clientela pura y dura en las regiones, enfrentando a un Partido Liberal que, lastimosamente, ancla el discurso de la paz a la politiquería buscando con ello construir su futuro en la repartija de poder del 2018.

 

Sólo nos resta que se cumpla el dictado de algunos según el cual, los Gaviria y Lleras se juntan para producir un nuevo espécimen del poder político en el país, un Frankenstein que suma las caras de los delfines Gaviria, Lara, Galán, de ladito la de los hijos de Samper y Serpa todos juntos “renovando” la política en el abotagado cuerpo de Vargas Lleras. Nada extraño que se les sume la de los herederos Garzón: Angelino y Lucho.

 

El vicepresidente actúa como Trump diciéndole a la gente lo que quiere oír, prefiere ser su intérprete y no su líder.

 

Por ello, se afirma en la simplificación del proceso con las FARC, fustigando la jurisdicción especial de paz JEP, vendiéndose como la mano dura que Santos “abandonó” por convertirla en ala de paloma.

 

Es una versión de Uribe acomodada a los tiempos actuales.

 

Tengo conocidos que son sus amigos o gentes que se acomodan ante la perspectiva de que sea el próximo presidente. A los mismos les recomiendo que adecenten su vida porque lo que nos espera con el “Man” en el poder, es lo que a tan sólo una semana del cambio de presidente en los Estados Unidos se observa: confrontación profunda entre quienes prefieren estar cerca de un Presidente y, aquellos que defenderemos los principios de humanidad tan ajenos a la práctica política exhibida por el 'Trump colombiano'.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ÁLVARO JIMÉNEZ, periodista, analista político. Puede ser contactado en el correo electrónicoEsta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.   /   Sígalo en Twitter:   @alvarojimenezmi

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin