Hay que apoyar al alcalde en su lucha frontal contra los extorsionistas.

Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

Por: Rosberg Perilla Pérez.

 

Si  hay  algo  claro  desde  el  comienzo  de  este  gobierno  municipal, bajo la conducción del doctor Darío Echeverri Serrano, es el propósito de acabar con la práctica  del  'chantaje'  al  que  eran  tradicionalmente  sometidos  los alcaldes de turno  en la ciudad por parte de un sector que se hace llamar dizque 'dirigencia política',  donde  hacían, prácticamente,  imposible gobernar tan solo por hacer valer sus  pretensiones, caprichos y  exigencias de índole personal por encima de los intereses de la municipalidad.   Así lo ha venido expresando el alcalde de Barrancabermeja  quien  desde  su  primer  día  de  gobierno,  y  hasta  ahora, ha actuado en ese sentido de manera firme y radical, lo que a mi modo de ver lo hace merecedor  del  apoyo  popular.

 

 

No nos llamemos a engaños, aquí lo que está en juego es, o ceder a las prácticas corruptas y politiqueras —de cierto sector que la ciudadanía ya tiene identificado— (y que solo buscan su beneficio personal) o, por el contrario, dejar que el alcalde gobierne para todos sus habitantes.

 

Basta ver las figuras 'más sobresalientes de la oposición' con las tenebrosas y oscuras prácticas que utilizan para desprestigiar al alcalde, para ir conociéndoles  'el cobre'.

 

Aclaro, no se trata de alabar y festejar todo lo que realiza la alcaldía, ni más faltaba.

 

Es  necesario el análisis y la crítica  —que desde luego mejoran la función pública— pero ojo,  una cosa es analizar, examinar y  opinar con respeto las actuaciones del gobierno  y  otra  muy  diferente es hacerles el juego a  'los  malandrines  saboteadores de la administración municipal' que no aportan valor positivo a la construcción de una mejor ciudad  sino a  destruir,  a como de lugar,  al  alcalde  y  todas  sus  decisiones administrativas.

 

Me puse en la tarea de analizar, con mucha atención, cuáles son las exigencias de los 'saboteadores' y los argumentos que exponen para dañar y entorpecer a la actual gobierno y me encontré que el objetivo central de sus ataques consiste en 'no reconocerle absolutamente nada al actual gobierno', es decir, ignorar sus logros.

 

Para ellos (los 'saboteadores') no existen los resultados obtenidos en el complemento alimenticio,  transporte escolar gratuito,  pavimentación de más de 5 kilómetros de calles en los barrios,  becas para los estudiantes universitarios,  recuperación del espacio público,  inicio del programa de 2000 viviendas para estratos 1 y 2  —e incluso—  atender los 'chicharrones' de las obras mal planeadas y ejecutadas del anterior gobierno como las del Parque Infantil y el Malecón del Cristo Petrolero (que han sido una vergüenza para la ciudad y tienen ofendida a la comunidad).  Todo esto en tan solo un año. 

 

Sin embargo, para los 'saboteadores', el alcalde en solo 1 año ya debió "solucionar" absolutamente todos los problemas de Barrancabermeja relacionados con violencia intrafamiliar, empleo, seguridad,  las tasas de suicidios, e incluso los de alta complejidad jurídica como los ambientales en donde existen de por medio licencias otorgadas por el Estado.

 

Para los 'saboteadores' si llueve es culpa de Darío ... y si no llueve también es culpa del alcalde.

 

Lo que sorprende aquí es que esos mismos, 'saboteadores', fueron cómplices y partícipes de las administraciones pasadas que, dicho sea de paso, nunca se 'dieron la pela' por cuestionar o denunciar a los gobernantes de años anteriores y lo que hicieron fue 'pasar de agache' frente a tantos desafueros.

 

Es que hay que ver el cinismo, la hipocresía, la doble moral y lo 'caraduras' que son estos 'saboteadores' dizque 'exigiendo resultados' en tan solo 1 año.

 

Es tanta la 'doble moral' de estos 'saboteadores' que el 10 de mayo  de  2008  un  fotógrafo convocó a una rueda de prensa para 'informar' que tenía un material fotográfico 'interesante' que comprometía a una ex parlamentaria barranqueña de tener vínculos con la guerrilla.  

 

En esa época, según Juan  Carlos Sierra  alias 'El Tuso' (un ex paramilitar) el fotógrafo de marras pedía $ 30 millones de pesos por la 'flamante denuncia' e igualmente protección para su familia con el manido y trillado cuento de que "lo tienen amenazado de muerte".  Lo grave fue que por culpa de esa falsa denuncia la ex congresista fue condenada a 32 años de prisión.   Por fortuna, la condena a la ex congresista fue suspendida ante la falta de pruebas, entre ellas las que que "aportaba" el fotógrafo.  Finalmente todo resultó ser un asqueroso 'falso positivo judicial'.

 

Miren la forma como lloraba la señora Yidis Medina cuando supo que fue condenada a 32 años de prisión.  ¿Quién sabe qué estaría pensando el fotógrafo en ese momento?

 

PARA VER EL VIDEO DE LA EX CONGRESISTA LLORANDO POR LA INJUSTA CONDENA HAGA CLICK AQUI

 

 

Ahora miren en este video la forma como el fotógrafo hablaba ante las cámaras acerca del material fotográfico "interesante" que tenía para vincular a la ex congresista con la guerrilla del ELN.

 

El fotógrafo —del que ahora dicen "anda con una biblia y llorando triste y compungido"—  en esa época entraba como 'Pedro por su casa' a visitar a los jefes paramilitares.

 

PARA VER EL VIDEO DEL FOTOGRAFO ACUSANDO A LA EX CONGRESISTA HAGA CLICK AQUI

 

 

Sin  embargo, como dice el cantante panameño Rubén Blades: “la vida te da sorpresas... sorpresas te da la vida”...  hoy  'la  ex  parlamentaria  y  el  fotógrafo'  se unieron  para  'sabotear'  al  alcalde de Barrancabermeja porque dicen estar adelantando 'una  cruzada  en  contra  de  la  corrupción'.

 

 

¿Cómo la ven?

 

Por fortuna la gente no es tonta, la ciudadanía 'no come cuento' y está observando los avances que en materia social viene adelantando la actual administración municipal en cabeza de su alcalde, Darío Echeverri Serrano.

 

Un Plan de Inversión Pública en Barrancabermeja no consiste  simplemente en arrojar dinero sobre nuestros problemas. No podemos depender sólo del municipio para crear trabajos o crecimiento a largo plazo.  

 

El llamado 'empleo social' no es más que un 'plan de choque' para de, alguna manera, aliviar  la crisis  que  existe  en  la ciudad,  pero   no  puede  ser  el  'caballito de batalla' ni  del  gobierno  ni  de los  opositores en esta materia.

 

La experiencia en este campo nos enseña que en muy poco o en nada estos planes han servido para fortalecer la economía local, solo basta recordar en el año 2000, cuando la Alcaldía de la época, (en manos de un personaje de cuyo nombre no quiero acordarme), derrochó recursos para contratar, por varios meses en época pre electoral, a más de 3000 personas, sin que esto hubiera resuelto en nada los problemas vitales de infraestructura, vías, educación, salud y saneamiento básico que requiere la población para atraer la inversión empresarial externa, esa sí generadora de empleo sostenible y productivo.

 

Por otra parte, el alcalde debe hacer esfuerzos en inversión social —tal como lo viene haciendo actualmente— y crear las condiciones para generar un marco propicio para un crecimiento estable que contribuya a que el desarrollo de la economía local sea real y perdurable en el tiempo.

 

En este momento especial que vive la ciudad, sólo el gobierno puede proveer del impulso necesario a corto plazo para librarnos de una recesión profunda y severa. Pero ojo, NO derrochando el dinero especialmente ahora cuando no lo hay.  

 

Se hace necesario que el gobierno organice la casa, formule normas de juego y las condiciones para que la inversión fluya de manera constante, produzca crecimiento y confianza en la gente y en eso el alcalde, Darío Echeverri está haciendo un buen papel.

 

En lugar de estar en el triste papel de 'saboteadores' —que ningún beneficio le trae a  Barrancabermeja—  nuestra mentalidad debe estar enfocada en el emprendimiento y en la superación.

 

Somos hijos de una raza altiva, ingeniosa, fuerte, trabajadora, capaz de crear, crecer y prosperar, no podemos seguir esperando que se derroche nuestro dinero en planes improvisados que en nada fomentan la producción y el desarrollo, mientras las causas que generan esta crisis siguen intactas. 

 

Ajustémonos el cinturón,  la época de las 'vacas gordas' pasó hace mucho rato, es tiempo de reflexionar y ajustarnos a las nuevas realidades que vivimos.

 

Defendamos la mano de obra local, pero con responsabilidad y compromiso con la región, sin anarquía ni posiciones extremas que boicotean la inversión, con valor y civilidad por lo nuestro. 

 

La responsabilidad del gobierno local debe centrarse en el pago a los profesores públicos y oficiales, al cubrimiento de la red primaria de salud y otros empleos que desempeñen servicios vitales para la ciudad, pero ojo, con planeación, sin derroche, sin desorden y sobre todo sin 'politiquería' ni corrupción.

 

En Barrancabermeja existe una paradoja en este momento, "hay miles de barranqueños que quieren encontrar trabajo al tiempo que hay mucho trabajo por hacer".

 

Manos a la obra y respaldemos al alcalde en su lucha frontal contra los extorsionistas.

 

 

He dicho.

 

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin