Carta de un tío a su sobrino desdichado.

Valoración del Usuario:  / 6
MaloBueno 

Por: Cristhian Gutiérrez Martínez.

 

Mi estimado sobrino, recibe de mi parte un afectuoso saludo.  Me sentí muy preocupado cuando me pides que te oriente en esta etapa del 'otoño de tu vida' en que parece vas rumbo hacia el ocaso.

 

No puedo menos que sentirme preocupado cuando me dices que "te sientes solo e incomprendido", que tu intensión inicial fue "participar activamente en el gobierno", poner tus conocimientos y participar como conferencista en la difusión de la historia y la cuentería local, pero que te fallaron.

 

Ya sé que hablaste con muchos amigos en busca de tu propósito.

 

Ya sé de tu experiencia y perseverancia en estos temas en el que, sin duda, eres idóneo. 

 

También se lo que cobras —incluso— se hasta por lo que chantajeas, haciendo uso de un 'realismo mágico' que manejas con una asombrosa agilidad, lanzando veneno desde tu nauseabunda madriguera, en la que te muestras 'impoluto', tapando las desgracias de tu alma.

 

Te conozco bien mi sobrino, sé que te haces la víctima mientras escupes rencor, antipatía y odio hacia quienes te han tendido la mano.  Fíjate, te dan $ 10 millones de pesos por la mañana y en el 'esferódromo de tu vida loca' los arrojas a la basura y como un niño mal criado —ya en la oscuridad de la noche— pides más dinero para saciar tus impulsos en la ruleta.

 

Empero, me pides orientación y consejos en esta etapa de tu vida.

 

Oye sobrino mío, la humanidad tiene una moralidad doble: 'una moral que predica y no practica y, otra, que practica pero no predica'.

 

Recuerdo hace ya más de 20 años cuando me pedías consejos sobre si debías formar parte del gabinete de un gobierno que todos calificaban de 'corrupto', te dije que NO formaras parte de él.   Sin embargo no me hiciste caso, te pusiste a delinquir con el presupuesto de la ciudad, lo falsificaste, te descubrieron y cuando la justicia te exigió rendir cuentas, saliste huyendo, cual ladrón en la noche, con rumbo desconocido.

 

Finalmente te capturaron, te pusieron tras las rejas y cuando todos creíamos que ibas a cambiar, las esperanzas se desvanecieron.

 

No es extraño que resultaras condenado por la justicia, lo extraño es que no aprendieras la lección, al fin —como dicen Jakobs y Roxin—  "no está comprobado que la pena cumpla los fines para lo que está prevista"  y  tú  eres un  ejemplo de  ello,  que  sin  perjuicio de que pasaste años tras las rejas, privado de la libertad,  hoy continúas delinquiendo en nombre de otras personas.  Me recuerdas aquel delincuente que en prisión le preguntaron si después de todo ese tiempo en la cárcel y su buen comportamiento se iba a dedicar a la 'sastrería' y el respondió: “por un error profesional no cambiaré mi profesión de delincuente".

 

Oh... ya sé que tienes un montón de excusas para justificar tu conducta,  pero,  ¿por qué pedimos algo que no damos como seres humanos?

 

Soy tu tío y no quiero ahondar más en ese tema que solo recuerdo —circunstancialmente— por la forma como hoy posas de 'impoluto'.

 

Me pides orientación, me preguntas: ¿por qué no son 'incluyentes' contigo?

 

Me perdonas lo duro de mis palabras, pero yo creo que por falso, por doble, por mala gente.  Recuerda sobrino mío: La confianza no se pide... ¡SE GANA! 

 

Me he sentido muy preocupado de ver como utilizas a unas personas para chantajear a otras, también veo con preocupación que la tarjeta profesional que te expidieron, hace poco como abogado, la empleas en asesorías equivocadas. Definitivamente no tienes escrúpulos en la vida, pero 'exiges' esa misma minuciosidad moral en los demás. Eso repugna y quizás por eso no son 'incluyentes' contigo.

 

Dices que amas la lluvia, sin embargo usas un paraguas cuando llueve.  Dices que amas el sol, pero buscas una sombra cuando el sol brilla. Dices que amas el viento, pero cierras las ventanas cuando sopla la brisa. Por eso es que tengo tanto miedo, cuando pides que te 'incluyan'.

 

Si quieres que te acepten tienes que cambiar. Si amas no traiciones y si no sientes nada no ilusiones.

 

Mira sobrino, si recoges a un perro hambriento, lo tratas bien y le das de comer, no te morderá. Esta es la principal diferencia entre un perro y algunas personas como tú, que finalmente no son 'abogados del diablo' sino amigos íntimos del propio Satanás, como aquel que le trabajó a un ex alcalde 'amigo de los paramilitares' y que para expulsarlo tocó —en la 'doralba' de un día soleado— declararlo 'insubsistente' (es decir, por las malas) porque por las buenas nunca iba a renunciar.  Jamás vio, oyó ni sintió nada... que 'mermelada' tan deliciosa, como suelen decir ahora en Colombia.

 

Yo se mi sobrino que primero te acercas al alma de quienes te han brindado afecto, comprensión y ayuda, los 'escaneas' con una perversidad única, triangulizas esas intimidades, te vas como una serpiente, arrastrada entre la maleza, te envuelves en el tronco de un árbol seco, y desde ahí escupes todo un imaginario de odio y rencor.

 

Sé que estabas pidiendo dinero (chantajeando) a funcionarios y contratistas,  eso  me lo dijo  el esposo de una comunicadora social, por eso te escondes y en la oscuridad de tu calurosa cueva moldeas esas fantasías judiciales propias de tu 'realismo mágico'.

 

¿Te das cuenta como es la 'doble moral' de asquerosa?

 

Sobrino, quiero terminar esta carta con una frase que espero asimiles en estos años de vida que te quedan: “En la tierra hacen falta personas que trabajen más y critiquen menos, que construyan más y destruyan menos". 

 

Con todos los sentimientos de consideración y respeto.

 

Atentamente,

 

Tu tío.

 

ADENDA: Algunas personas valen la pena y otras simplemente... dan pena.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

CRISTHIAN GUTIÉRREZ MARTÍNEZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL, puede ser contactado en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.   /   Siga a Cristhian Gutiérrez en Twitter: @CristhianGtz  /   Vea su página en YouTube:  https://www.youtube.com/channel/UC_zsGVtM22pttpK1miQ_sjw  

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin