Para mi amigo el médico, Yesid Blanco Calvete.

Valoración del Usuario:  / 3
MaloBueno 

Por: Rosberg Perilla Pérez.

 

Quizás soy de las pocas personas que hoy —en pleno 2017— tengo el honor de ser amigo, a la vez, con dos personajes de la vida local.  Me refiero, por un lado, al alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri Serrano y por el otro al prestigioso médico pediatra, doctor Yesid Blanco Calvete.

 

Los dos son unas extraordinarias personas, serias, responsables, dedicadas completamente a su trabajo, apasionados totalmente por lo que hacen. Tienen algo muy en particular: aman a Barrancabermeja entrañablemente.

 

Al señor Alcalde lo conocí desde cuando fue director de la Cámara de Comercio hace ya 15 años, lo acompañé en sus dos últimas campañas a la Alcaldía (2011 y 2015 respectivamente). No me cabe la menor duda que es el gerente que Barrancabermeja necesitaba para una época tan difícil como la que estamos viviendo actualmente.

 

Al doctor Yesid Blanco lo comencé a tratar cuando denuncié periodísticamente, por este medio de comunicación virtual, la licencia que la CAS le había otorgado en el año 2013 a la empresa RSTI SAS ESP, entidad que logró una 'controvertida licencia ambiental' por para la construcción del Relleno Sanitario de Anchicayá que pretendía depositar las basuras del Área Metropolitana de Bucaramanga en predios del Municipio de Barrancabermeja.

 

Nadie sabía —con excepción del ex alcalde, Elkin Bueno— que la licencia estaba lista para ser divulgada, hasta que personalmente descubrí que el ex gobernador de Santander, Richard Aguilar —muy feliz— trinaba desde su cuenta en Twitter que "el problema de las basuras de Bucaramanga estaba solucionado porque iban a ser depositadas en Barranca gracias a la licencia de la CAS".

 

Eso generó un terremoto político y social en Barrancabermeja del que aún quedan réplicas después de 4 años de intensas luchas por erradicar, definitivamente, de ese lugar dichos rellenos sanitarios.

 

Desde esa época —año 2013— entablé una buena amistad con el doctor Blanco y varios integrantes de un Comité que integraron en esa época y que tenía como objetivo presionar el cierre del relleno de Anchicayá, que después vino a complicarse aún más porque la CAS —adicionalmente— le otorgó a la empresa REDIBA una licencia para construir allí, otro basurero. 

 

Mi amistad con el doctor Yesid Blanco se vino a estrechar aún más cuando organizamos varias investigaciones periodísticas relacionadas con actos de corrupción que se presentaron al interior del gobierno del ex alcalde, Elkin Bueno Altahona y que hoy son materia de investigación por parte de las autoridades.

 

He hablado largas horas con el alcalde Darío Echeverri y tengo claro que uno de sus objetivos trazados en su administración es aportar para la recuperación de la cuenca hídrica de la ciénaga San Silvestre.   Lo mismo me ha pasado con el doctor Yesid Blanco de quien me consta, es un hombre bien intencionado en su lucha por la defensa de nuestro medio ambiente.

 

Los dos reconocen que nuestra cuenca hídrica está en peligro, los dos saben del inmenso valor del agua como recurso natural.

 

¿Entonces, cuál es el problema que los enfrenta?

 

Como dice la expresión "todos los caminos conducen a Roma"

 

Igualmente nos pasa a nosotros cuando creemos que "todos los caminos nos conducen a erradicar los rellenos sanitarios de ese sector", el problema que se plantea es: ¿qué camino tomar para llegar a Roma?  O dicho de otra manera: ¿qué vía es la correcta y adecuada para, finalmente, sellar esos rellenos sanitarios?

 

Mientras Yesid Blanco piensa —y con sobrada razón— desde su esquina de empresario privado, que todo debe ser rápido, a la mano, simplemente con dar una orden y listo... 'todo solucionado’... el alcalde de Barrancabermeja, Darío Echeverri transita, en su calidad de mandatario local, montado sobre el lomo del lento, paquidérmico, verdadero y real Estado colombiano en donde 'cada gestión es un siglo y toda solución dura un milenio'.   Así las cosas, ha tenido que empezar a entrar a solucionar toda una serie de 'chicharrones' que sus antecesores le dejaron producto de sus malas decisiones administrativas.

 

Me explico mejor, cuando Darío Echeverri tomó posesión como Alcalde de Barrancabermeja se encontró —sin ser su culpa— con problemas como el proyecto de una mega ludoteca sin arrancar, una PTAR paralizada y con riesgos de que Ecopetrol se retirara del proyecto llevándose los 80.000 millones de pesos puestos en una fiducia, un Parque Infantil que hoy es el blanco de la ira de una comunidad ofendida, un Malecón del Cristo Petrolero que es una vergüenza como inversión por 30.000 millones de pesos, proyectos de vivienda sin concluir, establecimientos educativos como el llamado 'mega colegio' de la Comuna 3 que tocaba finalizar y que —por fortuna— gracias a su liderazgo y su gestión gerencial, Darío Echeverri, en 1 año, ha sabido sacar a adelante todos estos proyectos.

 

Sin embargo, en medio de esos 'chicharrones' se encontró con una verdadera 'chancleta de cuero reseco', me refiero a los problemas ambientales generados también por las malas decisiones administrativas de los ex alcaldes, Carlos Contreras y Elkin Bueno que permitieron, en complicidad con la CAS, la licencia ambiental para 2 rellenos sanitarios en un área considerada ambientalmente protegida, con un PGIRS desactualizado, con un DRMI de la ciénaga San Silvestre sin Plan de Manejo y peor aún sin estar autorizado por un POT (Plan de Ordenamiento Territorial) actualizado.

 

A la anterior 'chancleta' se le suma el hecho de que existen demandas y contra demandas en varias tribunales y altas cortes a nivel nacional alrededor del tema, que complican aún más la situación y que exigen de nuestro mandatario decisiones, por un lado responsables con nuestro medio ambiente pero a la vez seguras y fiables que no vayan a comprometerlo con una 'alcaldada' que en lugar de beneficiar a la ciudad le complicaría aún más las cosas.

 

¡¡¡ Claro que sí!!!   ...    el Alcalde de Barrancabermeja es consciente de la gravedad de los hechos y desde ya está organizando el proceso de actualización del PGIRS y la entrada en vigencia de un nuevo POT que, por un lado sea defensor y protector de nuestro medio ambiente pero que por el otro brinde garantías jurídicas a los empresarios interesados en invertir en nuestro municipio, es decir un POT moderno, actualizado de acuerdo a nuestras necesidades.

 

Lamentablemente, lo anterior no se puede solucionar en solo 14 meses de mandato  y mi amigo el doctor Yesid Blanco, a quien le profeso un profundo respeto, no lo ha entendido así.

 

A mi personalmente no me preocupa que el doctor Blanco exija resultados, no me molesta que opine, que critique y exponga sus puntos de vista siempre que los haga con respeto y desde la órbita de su integridad profesional. Repito, ese no es el problema.

 

Lo que sí realmente me preocupa, es que los llamados 'saboteadores' —que jamás se interesaron por el tema cuando Richard Aguilar fue gobernador de Santander y que bajo su mandato se expidieron estas 2 tenebrosas licencias— sean los que ahora 'se rasguen las vestiduras' y usen a Yesid Blanco Calvete como 'punta de lanza' para destruir al gobierno, cuando uno sabe hasta la saciedad que los 'saboteadores' persiguen otros intereses muy distintos al noble propósito que impulsa el distinguido médico pediatra en su defensa por nuestros recursos naturales.

 

El doctor Yesid Blanco debe tener claro que ya desde el gobierno municipal se vienen adelantando toda una serie de procesos, con una muy bien cimentada metodología jurídica, para ir solucionando, desde la base, todos estos 'chicharrones' que reitero son una 'chancleta' de difícil manejo, que paradójicamente amigos de los ex alcaldes comprometidos en este problema sean los que ahora, desde sus 'madrigueras virtuales' posen de 'amigos de Yesid Blanco'.

 

Doctor Blanco no se deje 'escanear' de esos bandidos. A ellos nunca los vi en el 2013 cuando arrancamos esta cruzada.

 

Las acciones para defender nuestros recursos naturales deben estar a la orden del día. 

 

Debemos actuar todos unidos en torno a esa causa, especialmente porque alrededor del tema existen intereses muy poderosos no solo de empresarios de la basura con deseos desde Bucaramanga de trasladarnos sus problemas a Barrancabermeja sino de poderosas empresas petroleras que ponen por encima de nuestro medio ambiente sus millonarios intereses económicos privados.

 

Flaco servicio le prestamos a la defensa de nuestro medio ambiente con sensacionalismos escandalosos, gritos e insultos desde las redes sociales, que solo sirven para que los 'bandidos pesquen en río revuelto' y se camuflen ahora dizque como 'defensores del medio ambiente' cuando fueron cómplices en el pasado de toda esta 'chancleta' que en menos de 14 meses 'exigen' que el alcalde, Darío Echeverri, solucione de manera definitiva.

 

Con mucho aprecio y respeto para mi amigo Yesid Blanco... la lucha apenas está comenzando, necesitamos estar unidos.

 

He dicho.

 

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ROSBERG PERILLA PÉREZ es un habitual columnista de BARRANCABERMEJA VIRTUAL.  Puede ser contactado en el correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin