Barrancabermeja Virtual - Opinión

El arca de Trump.

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 

Por: Jaime Calderón H.

 

Muchos vimos la candidatura de Trump como un ejercicio electoral sin posibilidades de éxito, más aún cuando su discurso parecía disparatado. Después creímos que cambiaría su estilo de retador a uno “presidencial”, y que sus promesas de campaña, como es la costumbre, no tendrían relación alguna con sus acciones de mandatario.

 

Nos equivocamos. Ante la evidencia de los hechos, debemos mirar si el proyecto Trump es algo aislado de un individuo vanidoso, o si por el contrario, es él la imagen y el ejecutor de una estrategia de un grupo de interés suficientemente enterado y preparado, que habiendo analizado la situación crítica de la humanidad tomó la decisión de implementar un plan de choque para modificarla a su favor.

 

Trump ha ratificado lo dicho en campaña, sus colaboradores son del más rancio conservadurismo, con un porcentaje de militares retirados tan alto que pareciera querer gobernar al estilo de una junta militar de los años 80.

 

Todos se distinguen por poseer fortunas de miles de millones de dólares. Las tecnologías actuales y la “Big Data” hacen posible para quienes tienen acceso a ellas, obtener información precisa, visualizar escenarios futuros, conocer las apetencias de miles de millones de personas, y por supuesto manipularlas.

 

En un ejercicio de ficción, me atrevo a pensar que los pocos pero muy poderosos de la Tierra han visto el futuro catastrófico, y por su condición personal ideológica desconfían de las soluciones solidarias y le apuntan al “Arca de Noé”, que para este caso sería Estados Unidos poblado de blancos con poderío militar extraordinario, mientras el resto de la humanidad seríamos producto en extinción como consecuencia de un “daño colateral” de su proceso de salvación.

 

Su mundo de robots con inteligencia artificial desplazando a las clases medias con altos ingresos de sus trabajos y relegándolos a competir en el mercado laboral de sirvientes, será un propósito fracasado desde mi visión obsesivamente optimista de la historia, que me hace pensar que un nuevo modelo económico, social y político fundamentado en la solidaridad, pueda obtener la sostenibilidad. Los negacionistas no lo son, solo niegan para ocultar sus propósitos de sobrevivir como un grupo escogido, tal vez con la lógica de que es más fácil lograrlo para pocos que para muchos.

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin