Barrancabermeja Virtual - Opinión

El mundo es ancho y ajeno

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Sample ImageEl mundo no se reduce únicamente a la reelección o no de Uribe.Y no me refiero a que el debate debería ser sobre lo que significan las reformas  que se han hecho y las que se pretenden hacer para tener al país dependiendo de una sola persona.Evidentemente es un privilegio conocer otras partes del planeta, pero no solo por el placer que eso puede proporcionar sino porque amplía el horizonte con diferentes perspectivas. Por ejemplo si uno solo conoce o solo ha vivido dentro de la religión católica le parece que los musulmanes o los hindúes son impíos y pecadores.

Esto además tiene un corolario y es que por ello se asume que son primitivos y/o subdesarrollados porque no han entendido que la ‘civilización occidental’ es la única que merece existir.Igual premisa orientó los horrores que pudo producir la conquista española de América: se justificaba la explotación de los indígenas o el despojo de sus ‘dorados’ sobre la base de que eran seres inferiores ya que ellos no sabían que solo existía un dios verdadero y por lo tanto no había razón para que se les respetaran sus bienes o sus creencias; no fueron pocas las luchas para que se les reconociera simplemente como seres humanos  y con alma, y mientras tanto el derecho de expoliación era amparado por la justicia, los valores y la cultura prevaleciente.Hoy tanto al nivel local como internacional se impone en alguna medida el mismo error o forma de pensamiento.

Unas FARC o un Chávez son descalificados en Colombia por representar pensamientos diferentes al que se considera el único válido. Esto por supuesto se ha ido exacerbando bajo el nuevo régimen, aunque no se debe únicamente al mandatario que orienta esta política sino a la clase ‘dirigente’ o, como dicen los estudiosos de la economía política, la clase dominante que él representa.Y, en lo internacional, ‘occidente’ –nosotros incluidos- nos encontramos vinculados a unas guerras –Irak y Afganistán – cuya justificación emotiva  es que no se someten a que nuestros valores –democracia y capitalismo- son los únicos aceptables.Pero, al igual que en los tiempos de la conquista de nuestros territorios –o sea de lo que era de nuestras comunidades indígenas-, no se habla de los intereses algo más cuestionables que motivaban estas posiciones, esas guerras –tanto la interna como las externas- no suponen tener motivación diferente que la defensa de un idealismo que, más que representar beneficios para quienes en forma directa o indirecta ejercen el gobierno, se asume que tienen por único y verdadero propósito la promoción del interés general. ‘impíos’ de hoy son los que se tachan de ‘terroristas’, obviamente por los métodos que utilizan, pero sin tener en cuenta las posiciones del adversario que lo enfrenta.Así el horror de las 4.000 o 5.000 víctimas del 11 de Septiembre en las Torres Gemelas de Nueva York justifican algo más de 500.000 muertos  Irakies  (o los ya más  5.000 muertos americanos)  sin que la lógica de lo que significa el haberse apoderado los Estado Unidos del control sobre el segundo productor de petróleo del mundo tuviera nada que ver.O el Gobierno Colombiano aspira a que se dé continuidad a su mandato sin que se entienda que de no ser por su coincidencia con los intereses del paramilitarismo, y por ello su ayuda y respaldo, nunca hubiera accedido al poder ni se hubiera dado ya una primera reeleccion.

Clinica San Jose
Colegio Los Andes
FacebookTwitterLinkedin